Rio de Janeiro, Brasil.

Los nueve hombres, uno de ellos pastor evangélico, que fueron masacrados el jueves por una aparente disputa de tierras en una zona remota del oeste de Brasil fueron asesinados a tiros y puñaladas, dijeron este domingo las autoridades al entregar los cuerpos a las familias para su entierro.

Hasta el momento no se han anunciado detenciones por este, crimen ocurrido el jueves en Gleba Taquarucu do Norte, un poblado de difícil acceso en el estado de Mato Grosso al que solo se llega por barco o a pie y que no tiene señal telefónica.

La Secretaría de Seguridad Pública de ese estado informó en un comunicado que todas las víctimas eran hombres de entre 23 y 57 años, uno de ellos pastor evangélico de la popular Asamblea de Dios.

“La información preliminar es que las víctimas tenían signos de cuchilladas y tiros”, indica el texto.

La radio CBN y otros medios brasileños aseguran incluso que algunos fallecidos estaban decapitados y con signos de tortura.

Las autoridades investigan este homicidio múltiple cometido por “atacantes encapuchados”, que la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) inscribe en una larga lista de ataques ordenados por hacendados, que usan bandas fuertemente armadas para eliminar a pequeños productores de la lucrativa región agropecuaria.

Según esta organización vinculada a la iglesia católica, 61 personas fueron asesinadas durante conflictos rurales en 2016 en Brasil, la cifra más alta desde 2003.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here