'No' a cervecera en Mexicali gana con 76% de votos y muy baja participación
Fotografía: Jorge Núñez - EFE
Ciudad de México, México.

El ‘no’ a la construcción de una planta cervecera de Constellation Brands en la ciudad de Mexicali ganó con un 76,1 % y una participación muy baja de tan solo 36 mil 781 votos, confirmó este lunes el Gobierno federal.

De acuerdo con Diana Álvarez Maury, subsecretaria de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, tras la consulta realizada este fin de semana, hubo 27 mil 973 personas que dijeron no estar de acuerdo en la construcción de la planta, que contaba ya con un avance del 65 %.

En tanto, hubo 8 mil 547 votos a favor y 261 nulos.

Con los datos oficiales dados a conocer este lunes se confirman las encuestas a pie de urna del domingo que daban una holgada victoria a quienes decidieron parar esta planta valorada en unos mil 400 millones de dólares al considerar que generaría un fuerte impacto ambiental.

La funcionaria indicó que tras este referendo la Comisión Nacional del Agua (Conagua) “ya no dará los permisos correspondientes” para que siga el proyecto y aseguró que se van a poner en contacto con la empresa “para subsanar los daños” que pudieran haberse ocasionado a la empresa.

Si bien no se presentaron datos de participación, los datos reflejan tan solo 36 mil 781 votos, cuando Mexicali cuenta con aproximadamente un millón de habitantes.

Asimismo, según datos del Instituto Estatal Electoral de Baja California, Mexicali contaba con un padrón electoral a mediados de 2019 de 796 mil 447 personas.

Con base en estos datos, el porcentaje de participación sería de alrededor del 4,6 %.

– A favor y en contra –

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), criticó los resultados de esta consulta, que calificó como uno de los sucesos “más dañinos de la historia contemporánea” del país.

Aseguró que Constellation Brands es una empresa “que ha cumplido con todos los requisitos legales” y que cuenta con los permisos federales, estatales y municipales para edificarse y operar dentro de la ley.

Indicó que si se toma en cuenta la consulta y se impide la construcción del proyecto “estaríamos en presencia de un acto temerario y contrario a la economía del país.

Asimismo, señaló que el mensaje que se da al extranjero tras este referendo afectará las decisiones de otras empresas a la hora de invertir en México.

“¿Quién va a querer invertir en un país con esas contradicciones y absurdos?”, cuestionó.

Acusó que la consulta estuvo “plagada de irregularidades” pues violó un amparo federal que ordenaba cuidados especiales por el covid-19, lo cual hizo que muchos ciudadanos desistieran de participar.

Además, dijo, la consulta la organizó el Gobierno federal y no el Instituto Nacional Electoral (INE) y se presentaron “múltiples actos de violencia verbal y coacción”.

En tanto, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) manifestó que este ejercicio establece “una grave señal negativa para la inversión tanto nacional como extranjera”.

En cambio, la organización Coordinadora Nacional Agua para todos Agua Para la Vida celebró los resultados del sondeo porque sientan un “precedente histórico en la defensa del derecho al agua”.

Además, dijeron que impulsarán la pronta aprobación de una nueva Ley General de Aguas “que cierre la puerta a proyectos violatorios del derecho humano al agua”.

Al cierre de su conferencia matutina de hoy, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que se reunirá con Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, para explicarle que hay que respetar la decisión del referendo y consideró que la participación fue suficiente.