Paolo Lumia
Fotografía: AFP
La Paz, Bolivia.

El narcotraficante italiano Paolo Lumia, uno de los más buscados en su país y capturado el miércoles en Cochabamba, en el centro de Bolivia, será expulsado del país, informaron este jueves las autoridades locales.

“Hemos optado por un procedimiento de expulsión a fin de ir por el camino más rápido”, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, citado por la agencia oficial ABI.

Hay una sentencia judicial en Italia y la Policía italiana está acá acompañándonos, existe la notificación roja y él ha ingresado ilegalmente al país”, justificó Romero.

En la operación de captura de Lumia participaron policías de Bolivia e Italia, según el jefe de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Maximiliano Dávila.

Lumia, de 51 años de edad, era buscado por “graves delitos cometidos (en su país), por organización criminal y por tráfico de drogas“, detalló Romero en conferencia de prensa.

Romero fue el encargado de presentar en La Paz a Lumia, quien compareció brevemente ante la prensa esposado, luciendo barba y con el rostro inexpresivo.

“Se ha internado a Bolivia con una identidad falsa, él portaba una identidad venezolana fraguada con el nombre de Carlos Suárez Romero. Ingresó por Corumbá, en la zona fronteriza” con Brasil, en enero, agregó el ministro.

Más temprano, el director de la FELCN de Cochabamba, Gonzalo Velasco, había informado a la agencia oficial ABI de la detención en esa región del narcotraficante italiano.

Dávila confirmó luego en La Paz que el operativo se realizó “con éxito” el miércoles, “una vez que llegaron (a Cochabamba) los hermanos policías de Italia”.

Desde Italia, el ministro de Interior, Matteo Salvini, felicitó en un comunicado a los agentes sicilianos que participaron en la operación de captura de Lumia. “Debemos perseguir a los jefes hasta el fin del mundo”, dijo.

Lumia fue condenado en Italia a 20 años de prisión en 2013 traficar más de 200 kilos de cocaína a ese país, detallaron autoridades bolivianas.

Autoridades bolivianas e italianas investigan si el detenido se mantenía activo en el negocio del narcotráfico desde Bolivia.