La fiscal encargada de derechos humanos de México renunció al cargo por “razones personales”, la segunda dimisión en un año en este sensible puesto, en medio de la crisis de esta dependencia por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, informaron este martes autoridades.

La fiscal Eliana García Laguna “presentó su renuncia la semana pasada por razones personales”, dijo a la AFP una fuente de la fiscalía sin dar más precisiones.

Esta reconocida activista asumió en mayo de 2014 de forma interina la subprocuraduría (vicefiscalía) de derechos humanos en sustitución de Ricardo García Cervantes.

La salida de este funcionario generó polémica en México por sus críticas al gobierno en relación con la búsqueda de las cerca de 23 mil personas desaparecidas desde el inicio de una ofensiva militar contra el narcotráfico en 2006.

La renuncia ahora de García Laguna, que anteriormente fue directora general de atención a víctimas de la fiscalía, se produce en el marco de una profunda reestructuración de esta dependencia, que encabeza las investigaciones y procesos judiciales contra los cárteles de la droga.

Hace sólo tres meses, el controvertido Jesús Murillo Karam dejó su cargo como fiscal general cuando era blanco de fuertes críticas por su gestión del crimen de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, quienes desaparecieron la noche del 26 de septiembre después de ser atacados por policías corruptos de Iguala (Guerrero, sur).

La investigación de Murillo Karam concluyó que los 43 estudiantes fueron entregados por los policías a narcotraficantes y que éstos los asesinaron, incineraron y arrojaron sus restos a un río. 

Sin embargo, las familias de los jóvenes y organizaciones como Human Rights Watch siguen sin aceptar las conclusiones de Murillo Karam, ya que hasta ahora sólo han podido ser identificados los restos de uno de los estudiantes.

En plena tormenta política, el presidente Enrique Peña Nieto acabó relevando a Murillo Karam de la fiscalía y lo nombró ministro de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, un organismo considerado menor dentro del gabinete mexicano.

Peña Nieto, no obstante, respaldó el papel del influyente Murillo Karam en el caso del crimen contra los estudiantes, que estremeció al mundo al volver a destapar la connivencia de políticos y fuerzas de seguridad mexicanas con los cárteles de la droga.

El nombramiento de García Laguna, que también fue fundadora y diputada por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), había sido aplaudido en 2014 por un grupo de ONGs mexicanas. 

La actual fiscal general, Arely Gómez, anunció el martes que la funcionaria, de 57 años, será sustituida por Eber Omar Betanzos, que hasta ahora era titular de la Unidad de Ética y Derechos Humanos de la fiscalía.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here