La autoridad mexicana de protección del medio ambiente informó este miércoles que interpuso una demanda genérica ante la fiscalía de Yucatán (este) contra la realización de un ritual en el que los participantes arrancan las cabezas de patos vivos.

Una denuncia ciudadana alertó a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sobre el “sangriento” ritual llamado Kost Kaal Pato, celebrado en la comunidad de Citilcum, con fuertes costumbres mayas, indicó esa institución en un comunicado.

“Se trata de un ritual sangriento en el que se utilizan diversos ejemplares domésticos, principalmente patos, los cuales son amarrados de las extremidades a una estructura, generalmente hecha de madera y donde un concursante debe arrancar con sus manos la cabeza del ejemplar vivo”, describió la Profepa.

De su lado, la organización de defensa de animales AnimaNaturalis denunció que esa “tradición bárbara” incluye además piñatas en las que las figuras de papel no están rellenas de frutas y dulces sino que contienen en su interior pequeños animales como iguanas y zarigüeyas, un tipo de rata protegida en otros países. 

“Los pobladores de Citilcum golpean las piñatas hasta romperlas. Los animales mueren a palazos o aplastados”, manifestó la organización en un comunicado.

La Profepa reconoció que los actos de crueldad en animales domésticos no son de su competencia, pero consideró necesario interponer una denuncia “contra quien sea responsable”, ante la fiscalía y la secretaría de medio ambiente de Yucatán, ya que “dicha conducta es contraria a la Ley para la Protección de la Fauna de esta entidad federativa”.

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here