Naciones Unidas.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se despidió hoy de la Asamblea de la ONU, al estar al final de su mandato, con un llamado al multilateralismo y la defensa de los derechos humanos, a la vez que se mostró favorable a un desbloqueo comercial de Cuba en beneficio de la región.

En su intervención ante la 73 Asamblea de Naciones Unidas, Peña Nieto repasó los grandes conflictos internacionales y aprovechó para prometer un cambio de Administración en México tras las elecciones con “estabilidad económica y paz social”.

“En mi última intervención aquí y tras seis años he constatado que el dialogo y la cooperación permite crear mejores reglas para soluciones justas y perdurables”, subrayó.

Peña Nieto apoyó la Agenda 20/30, abogó por “metas aún más ambiciosas” en la protección del medioambiente a partir del Acuerdo de París y se congratuló del pacto en la ONU para una “migracion segura, ordenada y regular”.

Asimismo, el presidente de México se sumó a la lucha contra las armas de destrucción masiva y a favor de que todos los países firmen el tratado para la desnuclearización.

También habló de otra “amenaza de la sociedad”, como es el tráfico de armas ilícitas y redobló su apuesta por la lucha contra la trata de drogas.

Tras rechazar a los “nacionalismos excluyentes, las prácticas comerciales proteccionistas” y admitir la “erosión del multilateralismo”, Peña Nieto hizo también un breve un llamado a “poner fin al bloqueo comercial a Cuba”,

“México cree que la solución a los problemas son las vías de diálogo y negociación; poner fin al bloqueo en Cuba traerá beneficios para toda la región”, subrayó Peña Nieto.