La fiscalía mexicana anunció este martes que pagará recompensas de casi 500 mil dólares a quienes proporcionen información para capturar a cinco presuntos implicados en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa hace un año.

De esa suma, 145 mil dólares serán entregados a quienes ayuden a detener a Felipe Flores Velázquez, exdirector de Seguridad Pública del municipio de Iguala, Guerrero (sur), sitio en el que los estudiantes fueron atacados por policías municipales antes de desaparecer el 26 de septiembre de 2014, indicó la fiscalía en el Diario Oficial de la Federación.

La dependencia pagará 87 mil dólares por datos que ayuden a localizar a cada uno de los otros cuatro implicados, dijo el anuncio, sin precisar el cargo de estas personas ni los delitos que se les imputan.

Flores Velázquez es primo del ahora preso exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, quien es acusado de ordenar el ataque contra los estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa.

La fiscalía ha detenido a más de un centenar de personas por ese caso que desató una ola de indignación dentro y fuera de México.

La investigación de la fiscalía apunta a que los 43 estudiantes fueron atacados por policías de Iguala, quienes los habrían entregado a narcotraficantes que los mataron, incineraron en un basurero y arrojaron sus restos a un río de la región creyendo que entre ellos había miembros de un cártel rival.

Sin embargo, un grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que realizó una investigación independiente cuestionó la versión oficial, asegurando que no hay pruebas de que fueran incinerados en el basurero.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here