Fotografía: EFE
Nueva York, Estados Unidos.

El director de cine Alfonso Cuarón declaró hoy que le parece muy ofensivo para el público que su película “Roma” se haya subtitulado al español en España.

“Me parece muy ofensivo para el público español el que Roma la hayan subtitulado con castellano español”, dijo Cuarón en unas declaraciones en Nueva York tras participar en el Lincoln Center en la clausura de un ciclo de cine dedicado al artista en esta ciudad estadounidense.

Cuarón agregó que “el color, la empatía funciona sin los subtítulos”.

“Me parece muy, muy ridículo”, insistió al respecto el director de “Roma”, película galardonada con dos Globos de Oro por el Sindicato de Directores de Estados Unidos el fin de semana pasado como la mejor película de lengua extranjera y mejor dirección.

“A mi me encanta ver, como mexicano, el cine de Almodóvar y yo no necesito subtítulos al mexicano para entender a Almodóvar”, agregó, claramente enojado, antes de subirse a un coche para dirigirse al aeropuerto.

“Roma” se proyecta en España en cinco cines así como en la plataforma Netflix, productora de la película.

Precisamente sobre la controversia suscitada por la distribución de su último largometraje principalmente a través de la plataforma de Netflix en detrimento de las salas de cine, Cuarón afirmó que “no es una polémica”.

“Es gente que quiere ser polémica, las tendencias están cambiando y lo que yo celebro es la diversidad del cine”, concluyó.

Cuarón se encontraba en Nueva York donde participó en la clausura de un ciclo de cine sobre su trayectoria organizado por el Lincoln Center de Nueva York, que eligió su largometraje “Y tú mamá también” (2001) para cerrar el programa.

El director aseguró que esta última película y Roma “en muchas maneras tienen mucho en común”. En concreto, destacó la importancia dada tanto al primer plano, es decir a los protagonistas, como “al ambiente social que los envuelve”, más allá de que ambas obras estén ambientadas en México.

Cuarón también quiso hacer hincapié en que “Y tú mamá también” supuso para él un punto de inflexión, ya que decidió hacerla “en un momento en el que estaba perdiendo mi pasión por el cine”.

Además, apuntó que estos dos trabajos, junto con el largometraje “Children of Men” (2006) son sus películas con más conexiones por su trabajo sobre los personajes y el “background”.

Sobre “Roma”, que en septiembre de 2018 recibió el León de Oro en el Festival Internacional de Cine de Venecia y que es la aspirante mexicana a los Óscar en la categoría de mejor película en lengua extranjera, insistió en que es “una película para honrar a la memoria, pero también para honrar el sentido del espacio y del tiempo. Por eso la cámara tiene esas idas al presente y visitas al pasado”.