Fotografía: @alejandromurat
Ciudad de México, México.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, aseguró hoy que “no se va a expropiar ningún terreno” para construir el Tren Maya, ideado para potenciar el turismo en la Península de Yucatán, y que tampoco se dañará el medioambiente porque empleará vías ya existentes.

El tren, que circulará a lo largo de unos mil 500 kilómetros de vía, atravesará los estados de Chiapas, Yucatán, Quintana Roo y Campeche, haciendo paradas en puntos como Calakmul, Tulum, Bacalar, Mérida y Valladolid.

“No existe ningún daño” en ningún ámbito del proyecto, aseveró López Obrador en el estado de Campeche.

El presidente electo dijo que “no se va a expropiar ningún terreno, ninguna pequeña propiedad, ningún ejido” para la obra del Tren Maya, que llevará cuatro años.

Asimismo, rechazó que haya un “impacto ambiental”, porque “ya existe la vía en la mitad de todo el circuito”, construida en los años 50 del siglo pasado.

Y en la otra mitad, “el derecho de vía que se va a utilizar es el de las carreteras, el de las líneas de la Comisión Federal de Electricidad“, agregó.

El político izquierdista señaló que a lo largo de las vías del tren se van a sembrar 50 mil  hectáreas de árboles frutales y maderables, que formarán parte del programa “Sembrando vida”.

Dicha iniciativa pretende sembrar en su conjunto un millón de hectáreas de árboles y crear 400 mil empleos directos.

El Tren Maya es uno de los grandes proyectos que están planeados para llevarse a cabo durante el sexenio de López Obrador, quien ha prometido impulsar el desarrollo regional especialmente en las zonas sureñas menos desarrolladas de México.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here