Ciudad de México, México.

México ha expedido 13 mil 270 tarjetas de visitante por razones humanitarias mediante un programa emergente que atendió el reciente flujo de migrantes centroamericanos, informó este martes el Instituto Nacional de Migración (INM).

La agencia migratoria mexicana señaló que ha dado por finalizado el registro para el programa emergente en la frontera de México con Guatemala, iniciado el 17 de enero pasado, para regularizar la entrada de centroamericanos al país.

Una nueva oleada de migrantes en su mayoría hondureños comenzó a llegar en esa fecha a la puerta fronteriza en Ciudad Hidalgo, Chiapas, tras ser convocada semanas antes una caravana hacia Estados Unidos.

En una nota informativa, el INM apuntó que las 13 mil 270 tarjetas de visitante las ha entregado a migrantes en Chiapas, Ciudad de México y Coahuila con el objetivo de que su flujo sea ordenado, seguro y regular.

Para mayor información sobre el proceso de ingreso regular a México, los interesados podrán acudir a las embajadas de México en sus respectivos países“, expuso la agencia migratoria.

La tarjeta de visitante por razones humanitarias permite a los migrantes su entrada y estancia legal en México por un tiempo definido, durante el cual pueden acceder a empleos y servicios como salud.

Según reportes del INM previos, poco más de 12 mil permisos se entregaron a migrantes centroamericanos en Chiapas tras su llegada a partir de enero pasado, de los cuales alrededor de 2 mil 900 son menores de edad.

Las tarjetas restantes se han expedido durante el paso de los migrantes por un albergue en la Ciudad de México y tras su reciente llegada a un refugio de la ciudad de Piedras Negras, Coahuila, fronteriza con Texas.

A diferencia de la conclusión del registro para el programa en la frontera sur, la agencia migratoria continuaba hoy recibiendo solicitudes para obtener el permiso migratorio en el refugio de Piedras Negras, de acuerdo con sus reportes.

Cerca de 2 mil migrantes llegaron la semana pasada en caravana a esa localidad fronteriza con la ciudad de Eagle Pass tras recorrer México, muchos de los cuales se habían internado al país por su frontera sur de manera irregular.

La oleada de centroamericanos que buscan nuevas oportunidades en Estados Unidos se registra a pesar de que el presidente de ese país, Donald Trump, mantiene un duro discurso contra la migración e insiste en construir un muro en la frontera con México para frenarla.

El INM ha señalado antes que aplicó el programa emergente para evitar que los migrantes fueran vulnerables a los riesgos que implican transitar por México sin un registro legal.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here