Hombres armados mataron este sábado a 11 miembros de una familia, entre ellos cinco menores, en su vivienda en la capital del estado de Tamaulipas, en el noreste de México, donde tres miembros de otra familia también fueron asesinados en su casa.

Las matanzas se produjeron a primera hora de la mañana en Ciudad Victoria y, tras las primeras investigaciones, “se presume que estos hechos son derivados de la disputa entre dos grupos rivales (del crimen organizado) en la ciudad capital”, dijo el secretario general de Gobierno del estado, Herminio Garza Palacios, sin identificar a los grupos.

El funcionario explicó que “gente armada” llegó a las 07H00 locales (12H00 GMT) a la casa de una de las familias en la colonia López Mateos y perpetró un ataque en el que murieron dos hombres y nueve mujeres, cinco de las cuales menores de edad.

Y sólo 45 minutos después, “hombres armados” ingresaron a la vivienda de otra familia en la colonia Revolución, asesinando a un hombre y dos mujeres y dejando a otras cuatro personas heridas.

El grupo de Coordinación Tamaulipas, en el que participan fuerzas estatales y federales, está haciendo las investigaciones para encontrar y detener a los responsables, aseguró Garza Palacios.

Tamaulipas, fronterizo con Texas (Estados Unidos), es uno de los estados más golpeados por la violencia ligada al tráfico de drogas en México, donde operan y se disputan el territorio los poderosos carteles del Golfo y Los Zetas.

En mayo, Alan Pulido, delantero del Olympiacos griego, fue secuestrado unas horas al salir de una fiesta en Ciudad Victoria por presuntos miembros del crimen organizado.

Uno de los episodios violentos registrados recientemente en Tamaulipas ocurrió el mes pasado, cuando la Policía Federal abatió a ocho presuntos delincuentes en un enfrentamiento a balazos en San Fernando, considerada una de las localidades más peligrosas de Tamaulipas después de que en 2010 fueron asesinados ahí 72 migrantes, la gran mayoría centroamericanos, en una masacre que se atribuye a los Zetas.

Y en marzo, 10 presuntos delincuentes también fueron abatidos por policías en la fronteriza Reynosa, donde se desataron persecuciones y bloqueos con vehículos incendiados.

Más de 100.000 personas han sido asesinadas y 28.000 están desaparecidas en México desde que el gobierno lanzó en 2006 un combate militarizado a los cárteles de la droga.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here