Unos 300 maestros disidentes que reclaman derogar una reforma educativa y buscan boicotear las elecciones intermedias del domingo bloquearon este miércoles los accesos al aeropuerto internacional de la ciudad de Oaxaca (sur), lo que ha afectado distintos vuelos, informaron autoridades locales.

“Nos han reportado la suspensión de cuatro vuelos procedentes de la ciudad de México“, informó por la mañana a la AFP Manuel Ramírez, comandante de la policía del estado de Oaxaca.

Alrededor de las 08H00 (13H00 GMT), unos 300 maestros de la disidencia sindical “bloquearon el acceso principal del aeropuerto”, sobre la Carretera Federal 175 Oaxaca-Puerto Escondido, “con camiones retenidos de diversas empresas”, explicó a la AFP un vocero de ASUR, empresa concesionaria de la terminal aérea.

El portavoz detalló que elementos de la Policía Federal y del grupo Antimotines de Policía Estatal de Oaxaca “resguardaban desde la madrugada la entrada al aeropuerto y solo se permitía el paso a pasajeros con boleto”.

Un periodista de la AFP constató, sin embargo, que un grupo de maestros y unos 20 encapuchados llegaron a derribar las vallas metálicas colocadas por la policía en el acceso principal del aeropuerto para ingresar hasta las salas de espera de la terminal.

Los maestros de Oaxaca y otros estados como Guerrero (sur) y Michoacán (oeste) forman parte de una corriente radical disidente del sindicato nacional de docentes que exige la derogación de la reforma educativa promovida por el presidente Enrique Peña Nieto y que entró en vigor en 2014.

La ola de protestas se ha extendido a Chiapas, vecino de Oaxaca, donde la disidencia magisterial se movilizó por tercer día consecutivo para esta vez atacar instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE) en un sector de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado.

Los manifestantes saquearon, pintarrajearon, rompieron ventanas y prendieron fuego a muebles del INE para reclamar la derogación de la reforma educativa.

Grupos de maestros también se apostaron en accesos carreteros de Tuxtla Gutiérrez, donde retuvieron camiones que transportan víveres, los cuales están siendo repartidos entre pobladores de la zona por los manifestantes, constató una periodista de AFP.

Como parte de sus protestas, la disidencia magisterial busca boicotear las elecciones locales y legislativas del próximo domingo, por lo que mantienen ocupadas oficinas locales de la autoridad electoral y han incendiado papelería relativa a los comicios en Guerrero y Oaxaca.

El pasado viernes, luego de que la disidencia magisterial amagó con boicotear las elecciones, el ministerio de Educación anunció la cancelación indefinida de una evaluación a los maestros, uno de los puntos más denunciados por los inconformes.

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here