Maestros de un sector sindical radical y hombres encapuchados atacaron este jueves instalaciones del gobernante partido PRI en los estados sureños de Guerrero y Oaxaca como parte de su campaña para boicotear las elecciones legislativas del domingo en México.

Hacia el mediodía, unos 200 maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) -una corriente radical del sindicato nacional del gremio- llegaron a la sede del PRI en Chilpancingo, capital de Guerrero, donde hicieron pintadas alusivas al boicot electoral y quemaron propaganda política, constató un periodista de la AFP.

Posteriormente se trasladaron a las instalaciones del Congreso de Guerrero, donde también quemaron papeles electorales afuera de esa institución, mientras que otro grupo bloqueó oficinas del gobierno estatal.

Policías locales fueron desplegados en los alrededores de la zona afectada y dispersaron a los manifestantes con gases lacrimógenos.

En la ciudad de Oaxaca, otros maestros de la CNTE y encapuchados irrumpieron en las oficinas locales del PRI (Partido Revolucionario Institucional), de dónde sacaron papelería, muebles y otros objetos que luego incendiaron.

En Michoacán (oeste), maestros de la misma corriente tomaron una oficina regional del Instituto Nacional Electoral, según reportes de medios locales.

Estas movilizaciones de los maestros, que se han sucedido en los últimos días y que crecen en violencia, se producen pese a la larga reunión que la noche de miércoles a jueves sostuvieron líderes magisteriales con la secretaría de Gobernación (Interior).

En estos encuentros, los dirigentes de la CNTE reclamaron principalmente la derogación de una reforma educativa que entró en vigor en 2014 y contra la que han combatido con firmeza.

La reforma, una de las banderas de la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018), fue impulsada para enfrentar los graves problemas de educación en el país, pero los maestros se niegan a que sus ascensos y mejoras salariales dependan de los exámenes vinculantes que contempla la ley.

El documento firmado por Gobernación y dirigentes magisteriales debe ser ahora analizado por las bases de la CNTE.

Rubén Núñez, líder de los maestros de Oaxaca, dijo a la emisora Radio Fórmula que la CNTE continuará con sus movilizaciones pese al principio de acuerdo.

“Hay un plan de acción que la CNTE acordó y tenemos que seguir con acciones contundentes en los estados y en la capital del país (…) No podemos adelantar nada” sobre un posible fin a las movilizaciones, dijo el dirigente de la CNTE, que se reunirá el viernes.

México renovará este domingo los 500 escaños de la Cámara de Diputados, nueve gobernaturas y unas 900 alcaldías.

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here