Los seis turistas que resultaron heridos en un ataque militar en Egipto, que dejó ocho mexicanos y cuatro egipcios muertos, regresaron a México este viernes en un avión oficial con la canciller mexicana Claudia Ruiz Massieu.

El avión presidencial, enviado a El Cairo el pasado lunes, aterrizó alrededor de las 07h45 locales (12h45 GMT) en el aeropuerto internacional de Ciudad de México.

El primer herido fue sacado de la aeronave por socorristas con el auxilio de una plataforma especial que a modo de montacargas descendió las camilla a la pista en el hangar presidencial.

Uno de los pacientes repatriados llevaba el cuerpo cubierto con una bandera mexicana mientras que dos mujeres fueron sacadas en silla de ruedas, cubiertas con una gruesa manta color café para protegerse de la fría y nublada mañana.

Ruiz Massieu, vestida de negro, se acercaba a convesar con los heridos que eran descendidos a la pista antes de ser llevados a helicópteros policiales para ser trasladados al Institito Nacional de Rehabilitación, nosocomio público localizado en el sur de la capital, dijeron a la AFP fuentes médicas y diplomáticas.

“Nos alegra tenerlos de nuevo en casa (…). He dado indicaciones a la @SSalud_mx (secretaría de Salud), para que evalúe el estado de su salud y les brinde el apoyo necesario para su rehabilitación”, escribió el presidente mexicano Enrique Peña Nieto en Twitter minutos después de que aterrizó la aeronave.

La secretaria de Salud, Mercedes Juan, vestida con bata blanca, se encontraba en el sitio y conversó con la canciller mexicana para luego subir a la aeronave previo al descenso de los heridos.

Los heridos repatriados son Marisela Rangel Dávalos, Colette Gagiola Insulza, Carmen Susana Calderón Gallegos, Patricia Elizabeth Velarde Calderón, Gretell Overhague Chávez y Juan Pablo García Chávez.

La canciller mexicana, acompañada de familiares de las víctimas, viajó la noche del pasado lunes para atender la emergencia y demandar una explicación al gobierno egipcio.

Se espera que los cuerpos de los mexicanos muertos sean repatriados una vez que se realicen los trámites necesarios ante autoridades egipcias.

El pasado domingo, mientras se dirigían al oasis Bahariya, 350 km al suroeste de El Cairo, el convoy de 14 turistas mexicanos fue atacado por militares egipcios que los confundieron con terroristas.

El gobierno egipcio ha argumentado que los turistas se encontraban en una zona prohibida al momento del ataque, lo que es rechazado por los supervivientes.

El ataque ha causado gran indignación en México, cuyo gobierno ahora exige a Egipto una investigación y una indemnización para las víctimas.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here