San Sebastián Teponauaxtlán, Jalisco

El conflicto de tierras entre ganaderos nayaritas e indígenas wixárikas de Jalisco, no es un conflicto de límites estatales.

De hecho, la etnia con asiento sobre todo en Jalisco, también tiene habitantes y comunidades en los estados de Zacatecas, Durango y Nayarit.

Así lo aclaró Ubaldo Valdez Castañeda, secretario de Bienes Comunales de San Sebastián Teponauaxtlán, Jalisco, quien dijo que la primera restitución de tierras que pasaron de ganaderos de Huajimic, Nayarit a la comunidad indígena, es un acto de justicia que implicó 10 años de litigios en tribunales agrarios, así como movilizaciones en Guadalajara, en Tepic y en la ciudad de México.

Habitantes de la etnia wixárika van a permanecer en un campamento un par de meses para garantizar la posesión de las primeras 184 hectáreas que son devueltas y que poseen desde el siglo XVIII, cuando se expidieron títulos virreinales a su favor.

Santos de la Cruz Carrillo, abogado de la etnia, dijo que la justicia agraria en México es lenta. Sin embargo, celebró que por fin se ejecutó la primera entrega de tierras.

Las tierras situadas en los predios Piedra Bola y Bola Negra, municipio de La Yesca, Nayarit, ya en poder de los huicholes desde el jueves pasado, se localizan a unos 18 kilómetros de los límites con Bolaños, Jalisco.

Recordarás que: En una jornada accidentada, se restituyen tierras invadidas por nayaritas a la etnia wixárika  

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here