Un juez español decretó el archivo provisional por falta de pruebas de la causa contra el político mexicano Humberto Moreira, investigado por blanqueo de capitales, según un auto judicial hecho público este martes.

La justicia española investigaba desde hace un año unas transferencias realizadas por Moreira, expresidente del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), a España en 2013 por valor de unos 200.000 dólares.

La fiscalía sospechaba que estos montos podrían haber servido para blanquear dinero procedente de delitos de corrupción política en México o del narcotráfico.

Sin embargo, el juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional (principal instancia penal) considera que Moreira, que compareció ante él el pasado 22 de enero, pudo documentar todas esas transferencias.

El político justificó estas transferencias para gastos de manutención de su familia durante el tiempo que estuvo en España para hacer un Máster.

“Se trata de dinero que el Sr. Moreira ‘tiene’ en México y que al venir a España transfiere por cauces ordinarios (bancarios) y lo gasta; sin que pueda calificarse de desproporcionado (alquiler de vivienda, manutención de cuatro personas, gastos ordinarios, vehículo, etc)”, consideró el juez en su escrito.

El fiscal había pedido enviar una comisión rogatoria a México para verificar la documentación presentada por Moreira, pero el juez desestimó la petición afirmando que fue supervisada por notario y no necesita verificación.

La fiscalía también quería averiguar en México la procedencia del dinero de Moreira y de las sociedades desde las que había mandado el dinero, que “presume procedente de actividades ilícitas” como malversación cuando era gobernador del estado norteño de Coahuila, entre 2005 y 2011, y posterior blanqueo.

Pero el magistrado recuerda que, en el fondo, la fiscalía busca “investigar un presunto delito de blanqueo de dinero cometido en México por extranjeros, acaecido antes de 2007 y 2005 (fecha de la creación de las sociedades)”, algo para lo que la justicia española “no sería competente”.

Además, Moreira ya fue investigado por “delitos de fraude en contra del Estado de Coahuila y por operaciones con recursos de procedencia ilícita, que dieron lugar al ‘no ejercicio de acción penal'”, recuerda el juez.

El magistrado tampoco ve “base alguna” para “apreciar siquiera indiciariamente la integración del Sr. Moreira en organización alguna”, en referencia a sus supuestas relaciones con el cártel de Los Zetas. 

El expresidente del PRI había negado ante el magistrado tener ninguna conexión con ese cártel de narcotraficantes.

Moreira había sido detenido el 15 de enero en el aeropuerto de Madrid-Barajas cuando iba a entrar en España y el 22 de enero, tras declarar ante el juez, éste lo dejó en libertad antes de devolverle el pasaporte el 2 de febrero.

El político mexicano estuvo al frente del PRI desde marzo hasta diciembre de 2011, determinado a devolver al partido del actual presidente Enrique Peña Nieto al poder que había ejercido durante décadas.

Sin embargo, tuvo que renunciar a la presidencia de esta poderosa formación política por acusaciones de corrupción y por las colosales deudas contraídas durante su gobierno en el estado de Coahuila (2005-2011).

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here