El jefe de la Policía Federal mexicana, Enrique Galindo, fue destituido este lunes para que se investiguen recientes hechos violentos en los que han estado involucrados uniformados, como la ejecución extrajudicial de 22 civiles o la muerte de ocho personas durante una protesta en Oaxaca.

“En el marco de los hechos recientes y por instrucciones del presidente de la República, el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Galindo, se ha separado de su cargo”, dijo en un mensaje a la prensa el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong.

El funcionario no detalló los hechos que obligaron a la destitución de Galindo, se limitó a señalar que tiene como objetivo “facilitar que las autoridades correspondientes lleven a cabo una investigación ágil y trasparente de cara a la ciudadanía”.

El 18 de agosto pasado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) divulgó una investigación en la que señala a la Policía Federal de haber ejecutado extrajudicialmente a 22 civiles en un operativo antidrogas de mayo de 2015 en el estado de Michoacán.

Autoridades también investigan la participación, el 19 de junio pasado, de policías federales en un confuso enfrentamiento con civiles durante protestas de la disidencia magisterial en el poblado de Nochixtlán, en Oaxaca, que se saldó con ocho muertos.

Manelich Castilla, hasta ahora jefe de la División de Gendarmería de la Policía Federal, fue nombrado comisionado general en sustitución de Galindo.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here