Investigadora Ayotzinapa permitió abrir ojos desapariciones
Fotografía: EFE
Tijuana, México.

La investigadora Carolina Robledo Silvestre afirmó hoy que el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa permitió “abrir los ojos sobre el tema de la desaparición forzada en México, y permitió comprender el fenómeno con más precisión.

La también periodista presentó hoy en la Feria del Libro de Tijuana la obra “Drama social y política del duelo: las desapariciones de la guerra contra las drogas en Tijuana”, una investigación que realizó entre los años 2009 y 2012.

Destacó que el tema de las desapariciones ha sido “marginal durante muchos años, y lo sigue siendo” en la agenda pública y de activismo de esta ciudad del norteño estado de Baja California.

“Pareciera cosa del pasado y lo triste es que no es así”, subrayó la autora colombiana.

La investigadora, quien ejerce como asesora del Movimiento por Nuestros Desaparecidos, recordó que al momento de empezar su libro tenía “muchas incertidumbres” que se fueron aclarando con el paso del tiempo.

Para ello tuvo especial relevancia el caso de la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa la noche del 26 de septiembre de 2014 en el sureño estado de Guerrero, que todavía no está cerrado y que conmovió a la sociedad.

Ayotzinapa abrió los ojos y permitió darnos cuenta de algo que parecía incomprensible: esta violencia difusa de la que no teníamos muchos marcos explicativos”, argumentó Robledo, cuya investigación ha sido editada por el Colegio de México.

La colombiana comentó que, en la década que lleva estudiando el fenómeno de las desapariciones forzadas, se ha impuesto una “pedagogía de la crueldad que ha generado un silencio alrededor de la violencia en que se vive”.

Esto implica que sobre las víctimas caiga la sombra de la sospecha y que se diga que, si alguien desapareció, es porque “algo hizo”.

“Esa era una de las curiosidades científicas que yo tenía (al iniciar el trabajo), cómo se construye ese discurso y por qué sigue teniendo tanta pertinencia”, apuntó.

La revictimización, agregó, lleva a que los familiares tengan que “limpiar” el nombre de aquellos que han sufrido las desapariciones.

La autora aseveró que en su labor se ha visto en la necesidad de construir un posicionamiento ético y político, lo que contradice el pensamiento académico tradicional de buscar la objetividad.

En lugar de eso, decidió emprender una “investigación colaborativa o activista”, en la que se trabaja “con los sujetos” (en ese caso, los familiares de los desaparecidos), produciendo conocimiento con ellos.

De acuerdo con el registro oficial de personas desaparecidas o extraviadas, actualmente México cuenta con más de 34 mil personas cuyo paradero se desconoce.

La 36 Feria del Libro de Tijuana se celebra en esa ciudad del noroeste de México hasta el próximo domingo con un centenar de actividades, entre las cuales destacan las dedicadas a Juan José Arreola para celebrar el centenario de su nacimiento.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here