Cincuenta indocumentados fueron interceptados por agentes migratorios de México a bordo de un avión que estaba a punto de volar de Cancún (este) a Reynosa, una ciudad fronteriza con Estados Unidos, informó a la AFP una funcionaria del Instituto Nacional de Migración (INM).

“Por una denuncia anónima, agentes migratorios detuvieron en Cancún a 50 personas que se encontraban de manera ilegal en el país y estaban a bordo de un avión que estaba por partir”, informó la funcionaria.

Un total de “18 personas cubanas, 23 del El Salvador, cinco de Guatemala, dos de Honduras, un beliceño y una persona de Granada” se encontraban a bordo del avión de la línea de bajo costo VivaAerobus, precisó de su lado uno de los trabajadores que atienden en los mostradores de la terminal aérea.

Los agentes del Instituto Nacional de Migración “solicitaron abordar la nave que se encontraba ya en plataforma” para bajar a los indocumentados, añadió el empleado, que se negó a dar su nombre por no estar autorizado para hablar con la prensa sobre el tema.

“Creo que les resulta sencillo (a los indocumentados viajar clandestinamente en avión) porque la reserva y la compra se hace por internet”, comentó el empleado.

El avión se dirigía a Reynosa, una peligrosa ciudad del estado de Tamaulipas (este) vecina de la estadounidense Mc Allen, en Texas.

El crimen organizado asentado en esta localidad controla el tráfico de migrantes y tiene numerosas casas en las que los indocumentados son secuestrados para extorsionar a sus familiares en Estados Unidos.

Unos 200.000 migrantes indocumentados ingresan cada año a México, la mayoría por la frontera sur. Una buena parte de ellos utilizaba el tren conocido como “La Bestia” para cruzar el país, en el que eran presa fácil del crimen organizado.

El Plan Frontera Sur implementado por las autoridades en julio del 2014 para impedir que los migrantes utilicen este tren de carga los ha obligado a diversificar sus rutas y, según organizaciones defensoras de derechos humanos, están más vulnerables a los criminales. 

Una de las rutas más peligrosos para cruzar hacia Estados Unidos es la que va hacia la frontera de Tamaulipas (con costas en el Golfo), donde, en tres hechos distintos, la policía federal rescató recientemente a 40 indocumentados secuestrados en Reynosa y Nuevo Laredo, dijo de su lado en un comunicado la Comisión Nacional de Seguridad.

En agosto de 2010 un grupo de 72 indocumentados de Centro y Suramérica fueron secuestrados y masacrados en Tamaulipas por el sanguinario cartel Los Zetas.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here