cápsula endoscópica
Fotografía: El Debate
Ciudad de México, México.

Médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) han conseguido detectar diversas enfermedades del aparato digestivo con una cápsula endoscópica, dispositivo no reutilizable con dos cámaras que capturan imágenes estomacales por un máximo de 15 horas.

En un comunicado, el IMSS informó este sábado que la cápsula, conocida como Colon2 y que es similar a una pastilla, comienza a funcionar desde que el paciente la ingiere con agua y captura hasta 35 imágenes por segundo.

La gastroenteróloga y endoscopista Claudia Martínez Camacho explicó que esta técnica de diagnóstico se usa en pacientes con problemas del intestino delgado, como hemorragias de origen oscuro, anemias de larga evolución y enfermedad de Crohn, que son las de mayor demanda.

También sirve para confirmar o anular la sospecha de tumores, lesiones vasculares, presencia de divertículos, pólipos e infiltraciones por algún tipo de tumor.

Por medio de esta tecnología, explicó, se graban hasta 15 horas del aparato digestivo. En las dos primeras debe cruzar el estómago y, si no lo hace, la cápsula se lleva por vía endoscópica directamente al intestino para recabar la información requerida.

El día previo al procedimiento, se limpia el tubo digestivo del paciente para lograr imágenes de calidad. Al inicio de la exploración debe estar en ayunas y, posteriormente se le indica cuándo puede tomar líquidos y reiniciar la ingesta de alimento.

Se le colocan sensores en el abdomen y parte del tórax, o bien un cinturón adherido a una grabadora que guarda las imágenes que va captando la cápsula endoscópica.

En cuanto a las colonoscopias, Martínez Camacho precisó que está indicada para pacientes a los que anatómicamente es muy difícil acceder a la totalidad del colon por lo que hay que recurrir a una incompleta, así como a aquellos con problemas cardíacos o respiratorios severos a quienes no es posible anestesiar ni sedar.

El procedimiento no causa dolor al paciente, que debe estar caminando a fin de que la cápsula se mueva normalmente como lo hace el intestino. Si éste va lento se capturan pocas imágenes, pero si va rápido, se consiguen más imágenes y un video al final.

El dispositivo se usa en adultos jóvenes o mayores que puedan tragar la cápsula y también puede utilizarse en niños a partir de los 6 años como método diagnóstico.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here