Guerrero, México.

El Congreso de Guerrero aprobó presentar una iniciativa ante el Congreso de la Unión para legalizar el cultivo, producción y comercialización de la amapola, planta con la que se produce la heroína.

La propuesta, que recibió 43 votos a favor y uno en contra, contempla que se puedan legalizar estas acciones relacionadas con la amapola “con fines científicos y medicinales”, subrayó hoy el Congreso de Guerrero en un comunicado.

Después de la sesión extraordinaria en la que se aprobó la iniciativa, esta será remitida al Congreso de la Unión (federal), pues los legisladores de este estado, uno de los más violentos del país y marcado por el narcotráfico, no tienen facultades para aprobar dicha medida.

“En la iniciativa se propone adicionar y reformar diversas disposiciones de la Ley General de Salud, del Código Federal Penal y del Código Nacional de Procedimientos Penales”, apuntó el órgano legislativo.

Guerrero es el mayor productor nacional de heroína, procedente de la amapola, que crece propiciada por las condiciones climáticas de la sierra.

El control por la ruta que saca la producción de la montaña guerrerense rumbo a Estados Unidos ha provocado luchas de poder entre diferentes grupos criminales, lo que ha desencadenado una crisis de inseguridad en la región.

La decisión tomada por el Congreso de Guerrero es “un primer paso para buscar la legalización de la amapola, cuyo cultivo y trasiego nos ha dejado violencia y sangre”, consideró hoy en su cuenta de Twitter la diputada local Magdalena Camacho, de Movimiento Ciudadano.

Andrés Manuel López Obrador se ha mostrado a favor de abrir el debate en torno a la legalización de las drogas, con el fin de ayudar a la pacificación del país.

“Las farmacéuticas compran mucha amapola que necesitan para hacer morfina. ¿Por qué no vendérsela?”, apuntó.