El gobierno mexicano y maestros que rechazan una reforma educativa concluyeron un primer acercamiento en el que no alcanzaron acuerdos, pero que se realizó en ambiente de “distensión” y con el compromiso de reencontrarse de nuevo el lunes, informó este jueves un dirigente magisterial.

En una maratónica reunión que concluyó casi a la medianoche del miércoles, participaron una treintena de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que durante meses han protestado contra una reforma educativa en vigor desde 2013.

“El avance que tenemos es que se estableció la mesa, no habíamos tenido ningún tipo de plática desde hace un año, pero todavía no hay avances concretos porque tenemos diferentes puntos de vista”, dijo a Radio Fórmula Francisco Bravo, dirigente de la CNTE en Ciudad de México.

Según Bravo, el diálogo se realizó en un ambiente de “distensión” y con la voluntad de escucharse.

Aunque el gobierno mexicano advirtió que no se abordaría el tema de la reforma educativa, Bravo explicó que sí se tocó el tema pero con las autoridades en su posición de no dar marcha atrás y los maestros en su reclamo de que sea derogada.

“Puntualmente nosotros les dijimos que hay una ley que tenemos obligación como funcionarios públicos de acatar y de respetar”, dijo de su lado en conferencia de prensa tras el encuentro el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong.

“No nos toca a nosotros modificar o crear leyes, le toca al poder Legislativo”, argumentó el funcionario, que calificó el encuentro como “satisfactorio para las partes”.

Maestros y autoridades se comprometieron a reunirse el próximo lunes.

La reforma educativa impone evaluaciones a maestros y pone fin a prácticas no escritas como la herencia o venta de plazas magisteriales. Los educadores consideran que también se busca privatizar la enseñanza.

El diálogo fue convocado tras los violentos incidentes del domingo en el poblado Nochixtlán, Oaxaca (sureste), cuando durante una protesta contra la reforma se desató un confuso enfrentamiento con intercambio de disparos luego de que 800 policías rompieron un bloqueo carretero encabezado por la CNTE.

Ocho personas murieron en Nochixtlán, siete de ellas por heridas de bala y otra cuando se accionó un artefacto explosivo que manipulaba.

La Policía Federal argumenta que los uniformados acudieron desarmados a la protesta pero tuvieron que retroceder y regresar armados luego de ser acechados por unas 2.000 personas “radicales”, algunas de ellas armadas.

Pero testigos dijeron a la AFP que fueron los policías quienes dispararon primero.

La Policía Federal reconoce que los disparos no provinieron de los maestros, mientras que la CNTE los atribuye a “infiltrados” y acusó a policías de “disparar sin piedad”.

Otros dos hombres, entre ellos un periodista gráfico que captó imágenes de saqueos en otra protesta, fueron ultimados a balazos por desconocidos en la población de Juchitán, también en Oaxaca.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here