En una jornada accidentada, se restituyen tierras invadidas por nayaritas a la etnia wixárika

0
122

La Yesca, Nayarit

En un hecho histórico para la etnia wixárika de San Sebastián Teponahuaxtlán, asentada en los municipios jaliscienses de Mezquitic y Bolaños, se hizo la primera restitución de tierras invadidas por ganaderos de Nayarit, del poblado de Huajimic, municipio de La Yesca.

Actuarios y abogados del Tribunal Unitario Agrario número 56, con sede en Tepic, Nayarit, acudieron este jueves 22 de septiembre a los predios Bola Negra y Piedra Bola, con una extensión de 184 hectáreas, para quitarles la posesión de las tierras a Enriqueta Montoya Ultreras y dárselas a la comunidad indígena.

Un grupo de más de 500 wixárikas de San Sebastián se presentó en el lugar para instalar un campamento y crear un centro de población en las tierras de su propiedad, por las cuales pelean en tribunales agrarios desde hace casi 10 años.

La ejecución de la sentencia incluida en el expediente 769/2012 no estuvo exenta de incidentes y se complicó por la negligencia de la Fiscalía de Nayarit y de la Policía Federal, instancias que no garantizaron la seguridad de los abogados del Tribunal Agrario, de los representantes legales de la etnia y de periodistas que atestiguaron los hechos.

El Tribunal Agrario número 56 y la propia comunidad de San Sebastián desde hace varias semanas había solicitado la presencia de policías de Nayarit y de la Policía Federal, e incluso del Ejército, pero no acudieron al llamado, para evitar cualquier acto de violencia, ya que los ganaderos de Nayarit se resistían a devolver los predios, pese a que perdieron los juicios.

Un habitante del predio, quien llegó desde San Francisco, California, sostuvo que esas tierras habían sido de los nayaritas desde antes de 1910 y que los huicholes llegaron hasta los años 50.

Para Ubaldo Valdez Castañeda, secretario de Bienes Comunales de San Sebastián Teponahuaxtlán, Jalisco, la ejecución de la sentencia de restitución de tierras es un hecho histórico y aunque tarde, se hizo justicia para la etnia wixárika.

Después de que se hizo la entrega de las tierras, abogados y periodistas en su regreso a Tepic, Nayarit, fueron bloqueados en su recorrido. Durante cuatro horas, alrededor de 100 ganaderos de Nayarit, a bordo de 25 camionetas y autos expresaron su enojo y querían que se les indemnizara por la pérdida de las tierras.

Desde las 5 de la tarde y hasta las 9 de la noche, la comitiva jalisciense y los abogados del Tribunal Agrario fue retenida. Una actuaria del Tribunal Agrario de Tepic fue zarandeada por algunos ganaderos quienes la querían bajar a la fuerza del vehículo en el que viajaba.

Los hechos no llegaron a mayores, pero el bloqueo se mantuvo. Al final, enviados de la Fiscalía de Nayarit convencieron a los ganaderos de Huajimic de dejar libre el paso y todo se resolvió.

Ahora, los wixárikas van a recuperar otros predios, ya que en total reclaman 10 mil hectáreas invadidas por nayaritas y ya tienen 13 juicios a su favor.

La etnia pide que las autoridades de Nayarit y del gobierno federal no repitan el acto de negligencia registrado esta vez y que las siguientes ejecuciones forzosas de tierras se presente en un clima de paz y tranquilidad.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here