Embajada EEUU en México matiza dichos de embajador sobre seguridad fronteriza
Fotografía: Embajada EEUU (twitter)
Ciudad de México, México.
La embajada de Estados Unidos en México matizó este viernes un discurso del embajador Christopher Landau y subrayó que la seguridad fronteriza es un problema compartido que las dos naciones deben resolver.

El jueves, en la Reunión Binacional de Planeación y Seguridad Fronteriza México-Estados Unidos, Landau dijo que este tipo de encuentros deberían centrarse en dar resultados en los asuntos de migración, tráfico de armas y seguridad y no en culparse unos a otros porque los grupos criminales aprovechan esos desacuerdos.

“No venimos aquí sólo a hablar, estamos aquí para dar resultados”, dijo Landau y posteriormente contó que recientemente ha sido testigo de episodios de violencia en México que consideró como “cosas atroces” y agregó que “como sociedades no podemos aceptar lo que esta pasando, por eso estamos aquí”.

En su discurso, Landau calificó de “deprimente, francamente, ver varios archivos históricos y saber que hace 10 años había reuniones de alto nivel sobre el tema de armas y no sé que pasó, pero es algo urgente. Tenemos que ver cómo podemos cooperar no solo en reuniones, sino con acciones concretas”.

Los apuntes de Landau fueron calificados por los medios locales como una llamada de atención al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) de México, Alfonso Durazo, quien también asistió a la reunión, pero el diplomático estadounidense siempre habló de las tareas entre ambos países, lo que hoy reafirmó la Embajada de EE.UU.

Este viernes, mediante un comunicado, la embajada dijo que consideró que “la reunión con nuestras contrapartes mexicanas fue altamente productiva y exitosa. Logramos continuar desarrollando las iniciativas binacionales concretas que fortalecerán nuestros esfuerzos contra el narcotráfico, la migración ilegal, y el tráfico ilegal de armas y dinero en efectivo”.

Además, la sede diplomática estadounidense aprovechó para recordar las palabras de Landau.

“El asunto de la seguridad fronteriza no es algo que se pueda solucionar de un lado. No es un problema mexicano o un problema estadounidense. Es un problema absolutamente compartido”, apuntó Landau el jueves.

La Embajada de EE.UU. recordó que la reunión del jueves fue otro paso importante para dar solución como socios, vecinos y amigos a ese desafío compartido.