El narco Héctor “El Güero” Palma, entregado este miércoles por Estados Unidos a México tras cumplir una condena de nueve años por narcotráfico, fue trasladado a un penal de máxima seguridad del centro del país acusado de dos homicidios, informó el gobierno mexicano.

Palma fue entregado durante la tarde por agentes fronterizos estadounidenses a autoridades mexicanas en el puente fronterizo que une a Brownsville con Matamoros, en el noreste de México, donde fue recibido por el Instituto Nacional de Migración (INM), informó un comunicado conjunto la Procuraduría General y la secretaría de Gobernación (Interior).

Pero Palma, de 56 años, fue recapturado en territorio mexicano por elementos de la fiscalía del estado de Nayarit (noroeste), en coordinación con fuerzas federales, “por su probable responsabilidad en dos homicidios” cometidos en ese distrito, añadió el comunicado.

Palma fue trasladado por militares en avión desde Matamoros al aeropuerto de Ciudad de México, desde donde un helicóptero partió por la noche hacia penal de máxima seguridad del Altiplano, donde permanecerá “durante el desahogo del proceso judicial correspondiente”, añadió el documento.

Televisoras locales transmitieron imágenes desde el exterior del Altiplano, localizado a 90 kilómetros de Ciudad de México, en las que se observaba un importante despliegue de fuerzas de seguridad en el momento en que llegaba el helicóptero, escoltado por otras tres naves.

En el penal del Altiplano han estado recluidos varios poderosos narcotraficantes, entre ellos Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien sin embargo en junio de 2015 logró escapar a través de un túnel para ser recapturado en enero  y ahora estar a un paso de ser extraditado a Estados Unidos.

En los 1990, en medio de las sangrientas pugnas entre los cárteles de las drogas, Guzmán y Palma se aliaron y compartieron el liderazgo del cártel de Sinaloa.

Ahora no compartirán prisión toda vez que “El Chapo” fue trasladado en mayo a un penal de la fronteriza Ciudad Juárez (norte).

En fotografías del momento de la entrega difundidas por Televisa, se observa a Palma -vestido de pantalón oscuro, camisa clara y una gorra- caminando acompañado por agentes estadounidenses.

Visiblemente delgado, Palma llevaba las manos esposadas pero posteriormente se le vieron libres cuando pasó a manos de agentes mexicanos.

– Temor gubernamental –

Apodado “El Güero” por su piel clara y cabello castaño, Palma es considerado por expertos como uno de los narcotraficantes más violentos de México y que en carne propia fue víctima de las sangrientas pugnas.

Según la prensa mexicana, la esposa de Palma fue asesinada y sus victimarios le enviaron al narcotraficante la cabeza de la mujer en una caja metálica. Sus dos hijos pequeños también habrían sido asesinados por sus rivales.

Raúl Benítez, experto en asuntos de seguridad de la estatal Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comentó a la AFP que el gobierno tiene “mucho miedo” de que Palma “se convierta en el nuevo líder del cártel de Sinaloa” en lugar de “El Chapo” Guzmán.

“Es un riesgo, una amenaza, libre o encarcelado”, comentó Benítez al subrayar que Palma se distinguió por ser “una persona muy sanguinaria”. 

Palma y Osiel Cárdenas Guillén, exlíder del cártel del Golfo extraditado a Estados Unidos, “fueron los primeros jefes del narcotráfico que crearon ejércitos de sicarios para deshacerse de sus enemigos”, añadió el experto.

Palma fue detenido 1995 en México tras estrellarse el jet en el que viajaba. En 2002, Estados Unidos lo pidió en extradición, la que se produjo en 2007.

Ante la justicia estadounidense se declaró culpable de traficar 50 kilos de cocaína y fue condenado a 16 años de prisión. En la pena se contaron los cinco años que pasó encarcelado en México luego del pedido de extradición.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here