Ciudad de México, México.

La Cámara de Diputados de México aprobó la iniciativa de Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como “Ley Fintech”, la cual busca establecer el marco jurídico para las instituciones de tecnología financiera y para que los activos virtuales calificados puedan operar.

El proyecto de ley, aprobado con 286 votos en favor, 3 en contra y 63 abstenciones, fue enviado al presidente Enrique Peña Nieto para su autorización, precisó este viernes en un comunicado el Congreso mexicano.

La norma, anteriormente avalada en el Senado en diciembre, “busca regular el sector de tecnología financiera, el cual engloba plataformas de crowdfunding y firmas de criptodivisas”.

Se trata “de una legislación que hará que se requiera autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para organizar y operar como una Institución de Tecnología Financiera (ITF). La ley señala que entre las ITF se encuentran instituciones de pagos electrónicos, financiamiento colectivo, activos virtuales, asesoría financiera, entre otras”, señala el comunicado.

Además, la llamada Ley Fintech señala que este tipo de compañías estarán obligadas a difundir información con la que sus clientes puedan identificar los riesgos que tienen para invertir en ellas y deberán especificar que su activo virtual “no es moneda de curso legal y no está respaldado por el gobierno federal ni por el Banco de México”.

Además, especifica que las ITF sólo podrán operar con los activos virtuales que sean determinados por el Banco de México y que, cuando el cliente lo solicite, deberán entregar la cantidad de activos virtuales que posea o el mismo monto en moneda nacional.

La iniciativa dice que al central Banco de México (Banxico) le dará facultades para publicar y dar a conocer ampliamente cuáles son las monedas falsas, los activos virtuales que sí reconoce el banco y pueden ser operados por las instituciones financieras que se reconocen en la ley.

Según el comunicado, uno de los objetivos principales de la Ley Fintech es regular los activos virtuales para mitigar “los posibles riesgos que pueden surgir debido a su uso” y que esto prevenga que se utilicen para financiar terrorismo o lavar dinero.

La iniciativa, presentada en 2017 por el Ejecutivo, dice que hay un crecimiento de las empresas del sector Fintech de 870.000 millones de dólares a nivel mundial, y que México es el país líder en América Latina con alrededor de 250 empresas identificadas en el sector.

En la discusión camaral, los legisladores mexicanos coincidieron en que se trata de una ley que ahora dará certidumbre a los usuarios que realizan operaciones financieras desde su teléfono celular o su computadora.

Les da certidumbre jurídica a los ahorradores, protege a los usuarios, acaba con los riesgos tecnológicos, y claro que regula a las plataformas, imaginemos que alguien tenga su huella digital, de todas las compras y transacciones que ha hecho mediante servicios electrónicos, claramente quedaría ahí especificado si es o no, un lavador de dinero, quedaría también muy claro si sus ingresos corresponden con su gasto”, puntualizó el diputado mexicano Ricardo David García.