La Cancillería de Colombia reveló este jueves en un comunicado la identidad de la ciudadana colombiana que fue asesinada el pasado viernes en Ciudad de México junto al fotoperiodista Rubén Espinosa y otras tres mujeres.

Según el ministerio de Relaciones Exteriores, este mismo jueves la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional de Colombia informó a ese ente que “las huellas decadactilares remitidas para cotejo, por el Consulado de Colombia en Ciudad de México, corresponden a las de la connacional Mile Virginia Martin”.

“Los representantes consulares de Colombia enviaron los resultados de estas pruebas a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal de México” y solicitaron a su vez a las autoridades de ese país “el informe oficial de la necropsia practicada a la ciudadana colombiana”, dice el comunicado.

El gobierno colombiano no dio más detalles, como edad o profesión de la mujer asesinada, que inicialmente había sido identificada por la prensa mexicana con el nombre de Nicole.

Lo que sí informó la Cancillería es que los hermanos de Martin acudieron a ese organismo luego de que se supiera del homicidio múltiple a “pedir que se verificara si la víctima era su familiar”.

“Se les ha venido prestando la asesoría y la asistencia pertinente dentro de los principios de respeto a la intimidad y confidencialidad. Los continuaremos acompañando hasta concluir el proceso, dentro del marco de las competencias establecidas y en respeto a la autonomía e institucionalidad de los Estados Unidos Mexicanos”, dijo sobre ellos la Cancillería.

El gobierno colombiano pidió asimismo a las autoridades mexicanas que se “agilice la investigación para establecer las causas del homicidio y lograr la judicialización de los responsables del asesinato de la connacional”.

Los cuerpos de Martin, Espinosa -quien llegó a la capital huyendo de amenazas en el estado de Veracruz (este)- y las otras tres víctimas fueron hallados el viernes en un apartamento de la capital mexicana maniatados, con impactos de bala, huellas de tortura y, en el caso de las mujeres, con signos de violencia sexual.

El crimen ha devuelto el temor a muchos periodistas que, como Espinosa, se habían refugiado en Ciudad de México por los riesgos de permanecer en sus regiones.

México es uno de los países más peligrosos para la prensa con al menos 88 periodistas y trabajadores de los medios asesinados desde 2000, según Reporteros Sin Fronteras.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here