La gendarmería mexicana detuvo a un cabecilla del narcotráfico y a dos de sus lugartenientes en Tierra Blanca, donde busca a cinco jóvenes desaparecidos a manos de policías el 11 de enero pasado, informaron el domingo autoridades.

Personal de la Gendarmería Nacional “ubicó a tres presuntos delincuentes” en Tierra Blanca, un municipio de Veracruz (este), que “estarían vinculados a delitos de secuestro y homicidio”, dijo la dependencia en un comunicado de prensa.

De acuerdo con la fiscalía estatal uno de ellos es Francisco Navarrete Serna, integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación, quien presuntamente coordinaba la distribución de droga, los secuestros y posiblemente varias ejecuciones cometidas en Tierra Blanca.

La fiscalía de Veracruz dijo en un comunicado que la noche del sábado los gendarmes realizaron recorridos en un barrio de Tierra Blanca en el que Navarrete acostumbraba reunir a sus pistoleros para planear sus delitos.

Durante la madrugada del domingo, los gendarmes localizaron dos camionetas en las que venía el cabecilla, su hijo, también parte de la organización criminal, y otro sicario. 

Los narcotraficantes, que iban armados con rifles tipo AK-47, AR-15 y una pistola 9 mm, trataron de huir, pero rápidamente fueron sometidos por los gendarmes.

Unos cien elementos de la Gendarmería Nacional llegaron el sábado a Tierra Blanca, a 389 km de la capital mexicana, para reforzar las acciones de búsqueda de los jóvenes.

Los cinco chicos, entre ellos una joven de 16 años, fueron detenidos el 11 de enero por policías en el estacionamiento de un supermercado y desde entonces no se les ha vuelto a ver.

Imágenes de cámaras de seguridad permitieron que las autoridades y sus familiares supieran que policías estatales bajaron a dos de los jóvenes de su auto para subirlos a una patrulla y que dos uniformados se subieron en el automóvil en el que viajaban los chicos, antes de llevárselos con rumbo desconocido.

Hasta ahora se ha abierto proceso judicial contra seis policías estatales por la “desaparición forzada” de los jóvenes, entre ellos al jefe policial de la región de Tierra Blanca. 

Uno de los padres de las víctimas dijo que los policías han confesado que entregaron a los chicos a un integrante del crimen organizado.

Veracruz es considerado uno de los estados más violentos por la presencia de grupos criminales que se dedican al narcotráfico, la extorsión, robo de combustible y secuestros de migrantes.

México contabiliza más de 26.000 personas desaparecidas.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here