México, México.

 

Para enfrentar las presiones inflacionarias, la depreciación del peso y la incertidumbre por la elección presidencial en Estados Unidos, el Banco de México (Banxico) elevó este jueves su tasa de interés interbancaria a un día en 50 puntos básicos, a 4,75%.

Banxico detalló en un comunicado que en septiembre aumentó la volatilidad de los mercados financieros internacionales lo mismo que algunos indicadores de primas de riesgo, tendencia que podría recrudecer en el futuro.

Con el alza en la tasa de interés, “se busca contrarrestar las presiones inflacionarias y mantener ancladas las expectativas de inflación”, asegura la institución financiera.

Si bien la inflación en términos anualizados se ha mantenido en 2016 por debajo de 3% y dentro de la estimaciones de las autoridades, en la primera quincena de septiembre el alza del dólar empezó ya a impactar en los precios y alcanzó 2,88%, el incremento más alto en siete registros -que en México son mensuales y quincenales- y el cuarto consecutivo.

Entre los motivos internos, la economía mexicana se contrajo en el segundo trimestre de 2016, al frenarse el crecimiento del consumo privado, a la vez que la inversión y la demanda externa presentaron “un débil desempeño”, según el mismo comunicado.

Otro factor que consideró Banxico para elevar su tasa fue la depreciación de 4,6% durante septiembre del peso de frente al dólar, que la semana pasada superó por primera vez la barrera de 20 por billete verde, influenciado sobre todo por la incertidumbre del proceso electoral de Estados Unidos.

Cuando las encuestas favorecen al controvertido candidato republicano Donald Trump, que amaga con expulsar a inmigrantes mexicanos, erigir un muro fronterizo pagado por México y revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la moneda mexicana se deprecia.

Pero el martes pasado, tras el primer debate presidencial en el que Trump fue derrotado según los sondeos por la demócrata Hillary Clinton, el peso ganó terreno y bajó de los 20 por dólar, aunque este jueves cerró con una caída marginal de 0,03% en 19,75.

–Señal alentadora–

Para Raúl Feliz, analista del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el alza de la tasa de interés  “está en línea con lo que esperábamos” y demuestra que el Banco de México respondió a las circunstancias actuales del mercado en la que hay una menor demanda del peso.

“Este factor de la tasa de interés de aquí en adelante va a comenzar a jugar en favor del peso, pero no es que con este movimiento el peso ya se va a volver fuerte”, estimó.

Explicó que la divisa mexicana también se ve afectada por la debilidad en el desempeño macroeconómico de México, cuya deuda publica no ha dejado de crecer en la última década hasta alcanzar un equivalente a 45,7% del PIB en primer trimestre de este año.

El gobierno presentó días atrás un proyecto de presupuesto 2017 con un recorte de 1,7% al gasto para enfrentar el complicado entorno internacional, el desplome de los precios del petróleo y la carga de la deuda interna.

EL presupuesto que presentó el gobierno “está yendo en la dirección de generar condiciones de mayor estabilidad”, añadió Feliz.

El secretario de Hacienda (Finanzas). José Antonio Meade, se dijo “respetuoso” de las decisiones del banco central y sostuvo que el gobierno contribuye con el proyecto de presupuesto presentado.

“Es lo que queremos aportar para prepararnos frente a la incertidumbre que implica al posible incremento de tasas de Estados Unidos”, dijo Meade al referirse a otro de los factores que golpean al peso mexicano.

En lo que va del año, el peso mexicano acumula una depreciación cercana al 13,00%.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here