Al menos 42 presuntos miembros de un poderoso cártel narcotraficante y un policía federal murieron este viernes en una feroz batalla desatada en una conflictiva región del oeste de México, uno de los enfrentamientos más sangrientos de la lucha antidroga en el país.

El choque se desató en la mañana del viernes en un rancho del pueblo de Tanhuato (estado de Michoacán) pero las autoridades no dieron un reporte oficial de la balacera hasta la noche.

Tras advertir que se trata de un balance todavía “preliminar”, el comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido, dijo que se “han contabilizado hasta el momento 42 presuntos delincuentes abatidos y tres más detenidos”, además de un policía federal muerto.

Sin citarlo directamente, Rubido señaló que el grupo armado pertenecería al Cártel Jalisco Nueva Generación, enemigo número uno del gobierno por sus audaces y letales ataques contra autoridades.

Según la versión ofrecida por Rubido, el enfrentamiento comenzó cuando militares destacados en el Operativo Jalisco -dirigido a desmantelar al cártel- se dirigían a investigar un rancho en el que sospechaban que se escondían criminales y fueron atacados a tiros desde un vehículo.

“Se inició una persecución hasta que el vehículo ingresó al predio” y después “el resto de los presuntos delincuentes que ocupaban la propiedad comenzaron a atacar con intensidad a nuestros compañeros”, explicó Rubido en un mensaje a medios efectuado en Zamora, a 70 km de Tanhuato.

En su ayuda llegaron policías federales en vehículos terrestres y un helicóptero. El rancho cuenta con 112 hectáreas y “amplias extensiones agrícolas en la que se dispersaron los agresores, lo que complicó la acciones”, agregó.

El enfrentamiento concluyó luego de tres horas de tiroteos en diferentes puntos del rancho pero peritos continúan rastrillando el predio en busca de otros posibles cadáveres. En el lugar -que cuenta con casa principal y una bodega- se decomisaron 36 armas largas, dos cortas y un lanzagranadas, precisó Rubido. 

Medio millar de militares y policías federales custodiaban el lugar tras la balacera.

Uno de esos mandos policiales comentó a la AFP que la persecución y balacera concluyó dos kilómetros dentro del rancho.

Este predio tiene una ubicación privilegiada en los límites entre el estado de Michoacán y de Jalisco, una zona estratégica para el narcotráfico con un espeluznante historial de violencia.

 

– Diferencia de bajas –

 

El enfrentamiento de Tanhuato es uno de los más cruentos desde que el expresidente Felipe Calderón lanzó a finales de 2006 una ofensiva militar contra los cárteles, iniciada en Michoacán.

Esta región, junto a Jalisco, Guerrero (sur) y Tamaulipas (noreste), son las prioridades de seguridad del actual gobierno de Enrique Peña Nieto. 

Otro episodio de violencia que dejó una gran cantidad de muertos y un enorme escándalo en México ocurrió en junio de 2014 en la comunidad de Tlatlaya (centro), donde militares se enfrentaron con un grupo de presuntos secuestradores. 

El Ejército reportó a 22 presuntos secuestradores muertos y ninguna baja militar en el enfrentamiento, pero meses después un testigo aseguró que la gran mayoría de los fallecidos fueron ejecutados por soldados cuando el tiroteo había acabado y ya se habían rendido. Tres militares fueron acusados por la fiscalía de la muerte de ocho de esas personas.

En su comparecencia, Rubido aseguró que en el enfrentamiento del viernes sólo hubo una baja entre las fuerzas de seguridad debido a su “entrenamiento y equipamiento”.

Al rancho de Tanhuato (15 mil habitantes), situado a 465 km de Ciudad de México, llegaron funcionarios de la oficina del Ombudsman para documentar los hechos.

 

– Cártel desafiante –

 

Peña Nieto, que no ha hecho ningún pronunciamiento sobre el enfrentamiento, se comprometió a desmantelar al Cártel Jalisco Nueva Generación después de que en las últimas semanas lanzara espectaculares ataques contra autoridades que incluyeron el derribo de un helicóptero militar, en el que murieron ocho uniformados.

Esta organización, liderada por Nemesio Oseguera alias “El Mencho”, perpetró también una emboscada en abril que dejó 15 policías muertos, el peor ataque que se recuerda contra fuerzas de seguridad, y ha atentado contra decenas de funcionarios.

Tanhuato también es vecina de Yurécuaro (Michoacán) donde hace una semana fue asesinado un candidato izquierdista y exjefe de una milicia de autodefensa durante un acto de su campaña para alcalde en las elecciones locales del 7 de junio. 

Hace años que esta zona se ha visto azotada por disputas entre cárteles. Cerca de Tanhuato, en el municipio de La Barca (Jalisco), fueron desenterrados 64 cuerpos de fosas comunes en 2013.

Más de 80 mil personas han sido asesinadas y 23 mil desaparecidas desde el inicio de la ofensiva militar antidrogas de Calderón, que Peña Nieto ha mantenido desde su llegada a la presidencia en 2012.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here