Amnistía Internacional (AI) y la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos exhortaron al gobierno de México a realizar una investigación “exhaustiva” y reparar daños de familiares de los 22 fallecidos hace un año tras un choque con militares.

La averiguación debe ser también “imparcial”, de tal forma que “lleve a todas las personas responsables ante la justicia incluyendo, en su caso, a mandos militares”, señaló este martes en un comunicado AI.

“Es fundamental que los familiares, así como la sociedad en su conjunto, conozcan la verdad” sobre lo sucedido el 30 de junio de 2014 en la localidad de Tlatlaya, Estado de México (centro), apuntó AI.

El ejército mexicano dijo ese día que las 22 personas, entre ellos una menor de 15 años, eran presuntos delincuentes que murieron durante una confrontación con militares en una bodega de Tlatlaya.

Pero la Comisión Nacional de Derechos Humanos (ombudsman) concluyó en octubre que al menos 12 personas “fueron presumiblemente privadas de la vida arbitrariamente por personal militar”, a pesar de que ya se habían rendido.

Un oficial y seis soldados enfrentan un juicio por su presunta participación en las muertes de Tlatlaya.

“Continuamos haciendo un llamado por la justicia” y la reparación de daños de los familiares de las víctimas, dijo a su vez el lunes en Ginebra Cécile Pouilly, vocera del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“Como en cualquier caso que involucre presuntas violaciones de los principios de legalidad, proporcionalidad por parte de agentes de seguridad, es requerida una investigación rápida, completa, efectiva, independiente e imparcial”, apuntó Pouilly, de acuerdo con un comunicado de la oficina del Alto Comisionado.

Esa oficina no especificó el tipo de reparación que pide para los familiares. El 14 de mayo el gobierno anunció que entregará 3,3 millones de dólares de compensación.

El secretario de Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos, consideró en una entrevista con El Universal que el juicio contra los militares ha sido “muy costoso” para el Ejército en términos de imagen porque el tema “ha sido manejado de manera superficial”.

“Lamentablemente muchas personas y grupos que a lo mejor no ven bien a las Fuerzas Armadas ya sentenciaron a los soldados” aunque el juicio “todavía no ha empezado”, acotó Cienfuegos, quien insistió en que las víctimas mortales atacaron primero a los militares.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here