Gael García
Fotografía: Expansión
Ciudad de México, México.

El actor mexicano Gael García Bernal confesó este jueves que no le gusta la marihuana pero aseguró haber ganado un recurso para su consumo recreativo en México, argumentando que abogar por la legalización de la hierba erradicaría parte de la violencia que genera el narcotráfico.

La marihuana en sí no ha matado a nadie, pero la prohibición de la marihuana sí, y ha destruido a muchísimas personas y a muchísimas familias”, dijo el actor y activista durante la presentación de su filme “Chicuarotes” en Ciudad de México.

García Bernal, protagonista de “Y tu mamá también”, solicitó el recurso en octubre pasado ante un tribunal federal y obtuvo un fallo a favor el 3 de junio.

“Les confieso, a mí no me gusta (el cannabis), no me pega bien”, dijo bromista el actor de 40 años.

“Creo que llegamos a un punto de acuerdo en donde entendemos que mucho del prohibicionismo ha generado el sentido opuesto a mejorar la salud. El entorno, el marco civil en que vivimos, ha generado muchísima violencia“, explicó.

El también actor mexicano Diego Luna ha abogado igualmente por la legalización de la marihuana para frenar la violencia del narcotráfico en México.

El combate militar antidrogas que el gobierno lanzó en 2006 desencadenó una ola de violencia que ha dejado más de 250 mil asesinatos y 40 mil desaparecidos, según cifras oficiales que no detallan cuántos casos estarían ligados al crimen organizado.

La batalla por legalizar el uso de medicamentos y productos derivados del cannabis empezó en 2015, cuando los padres de Grace, una menor mexicana que padece epilepsia, consiguieron que un tribunal autorizara la importación de un medicamento derivado de la marihuana que contribuyó a mejorar su salud.

En 2017, el Congreso mexicano aprobó el uso medicinal de la marihuana, y el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la presidencia en diciembre pasado, ha dicho que consideraría la legalización de algunas drogas como parte de su estrategia de seguridad.

Sin embargo, su gobierno revocó una decisión que autorizaba a comercializar 38 productos con derivados del cannabis, como suplementos alimenticios, bebidas y cosméticos, que podrían ser vendidos en farmacias.