La comunidad universitaria se siente vulnerable y agraviada por los recientes crímenes de los que han sido víctimas estudiantes de la Universidad de Guadalajara, la más reciente de ellas Itzel Adeline Rodríguez, de la Preparatoria 10; por lo cual las exigencias al gobierno del cese a la violencia no deben parar, dice Marco Antonio Núñez Becerra, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de la UdeG, en entrevista para Medios UDG Noticias con Víctor Chávez.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here