Al salir del Aeropuerto de Guadalajara se percibe un olor nauseabundo por el canal del Ahogado, lo que afecta la imagen de la ciudad sede de los Juegos Panamericanos 2011, considera la periodista María Antonieta Flores Astorga. A casi 3 años de que la contaminación causara revuelo mediático, el gobierno ha olvidado el peligro.