En la Reforma Política aprobada recientemente por la Cámara de Diputados se consignan modificaciones a la toma de protesta del presidente de la República. “En caso necesario u extraordinario”, el nuevo presidente podrá rendir su protesta no ante los representantes populares, sino ante las mesas directivas o el presidente de la Suprema Corte, lo cual atenta contra el espíritu republicano y democrático del país, señala el analista político Osiris Cantú, en su colaboración para Medios UDG Noticias.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here