Las elecciones del domingo en Michoacán, donde los votos se repartieron por tercios aproximadamente, deja una lección de cara a los comicios federales del próximo año. El que la diferencia entre los candidatos sea tan reducida, de apenas dos o tres puntos porcentuales, supondrá una prueba durante el lapso de gobierno del ganador, señala Diego Petersen en su colaboración para Medios UDG Noticias matutino con Karla Planter.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here