“Si a las personas se les da trata de semovientes y se les conduce como manadas, sin la elemental consideración humana, sobreviene el desprecio como el que miles de ciudadanos le mostraron este domingo a Josefina Vázquez Mota, quien de lo sublime de las encuestas pasó a lo ridículo de predicar para nadie. Esos miles de ciudadanos, muchos de ellos que ni siquiera son panistas, le cobraron a la candidata quebrantar la dignidad de la persona –el principal de los cinco principios de doctrina del Partido Acción Nacional (PAN)– con la peor humillación para ella: Justo cuando pronunciaba su discurso, y en busca de la salida del estadio Azul, literalmente le dieron la espalda”, dice el periodista Álvaro Delgado en su colaboración para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here