Mientras que el gobernador de Jalisco en funciones, Emilio González, intenta justificar a sus corporaciones policiacas diciendo que están coordinadas, a pesar de que el crimen organizado está perfectamente activo en el estado, el gobernador electo Aristóteles Sandoval, guarda silencio y lo único que dice es que continuará con la misma política de seguridad actual, dice Roberto Castelán en su colaboración para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here