En el fraccionamiento Los Silos, en Tlajomulco, situado sobre la carretera a Chapala, hay muchas casas abandonadas. Las promocionaron como parte de un paraíso, pero no se puede vivir en ellas. Falta de servicios vitales y deficiencias en la construcción, hacen imposible habitarlas. Una de las víctimas de la constructora Arcos, Viviana Fausto, habla a Medios UDG Noticias.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here