La resolución de la Comisión Federal de Competencia que aprueba la fusión de Televisa y TV Azteca mediante Iusacell es lamentable, floja, y permite una concentración mediática sin precedentes en el mundo. Una condición que les impone la Cofeco a las televisoras para aceptar su unión es que no litiguen la decisión de abrir una tercera cadena de televisión; esto es como si el gobierno les pidiera permiso a las televisoras para abrir una tercera cadena, dice Aleida Calleja, presidenta de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), en entrevista para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here