Dice el periodista Álvaro Delgado, en su colaboración para Medios UDG Noticias que “después de cinco años de complicidades, y ya en el ocaso de su estéril gestión, no es creíble la acción justiciera de Felipe Calderón contra exgobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y aun contra su correligionario Vicente Fox.
“Al contrario, los amagos de la Procuraduría General de la República (PGR) contra el expresidente panista, así como los exgobernadores priistas Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrignton Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores ratifican el uso faccioso que ha hecho Calderón de la procuración de justicia, de suyo tan desacreditada en México.
“Con Fox pasa exactamente lo mismo: La ostensible riqueza del expresidente sólo se explica por corrupción, de él, de su mujer o de sus hijastros, pero Calderón no busca hacer justicia, que la habría hecho apenas asaltó el poder, sino amordazar a quien detesta, sobre todo por sus alabanzas a Peña Nieto, de quien es ya colaborador el citado Cerisola.
“El riesgo para Calderón es que, si la PGR se pasa un poquito, Fox hable del proceso electoral de 2006 y lo desnude, exactamente igual que los exgobernadores priistas”.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here