La reforma a los artículos 40 y 24 de la Constitución fractura el Estado laico por medio de los conceptos de “ética y conciencia” que les son agregados a los artículos, y que se aplicarían tanto en lo público como en lo privado, lo que, haciendo uso de la personalización del derecho y bajo la protección del Estado, cualquier instancia pública o privada podrá condicionar su existencia a la afiliación religiosa determinada. Al respecto, habla el doctor Elio Masferrer Kan, experto en las religiones y catedrático de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, en entrevista para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here