Rius habla de la campaña No +sangre en el contexto de los migrantes asesinados en Tamaulipas y el discurso de Felipe Calderón, en el que insiste en dividir, tajantemente, entre los malos y los buenos en la guerra. No se trata de dejar de luchar contra el narco pero sí de considerar un cambio de estrategia que evite tanto derramamiento de sangre