La deuda externa del sector público en su conjunto ha pasado de 54 mil a 123 mil millones de dólares, lo que supone un incremento de 123 por ciento de 2006 a 2012, es decir la administración de Felipe Calderón; mientras que la deuda interna, que comprende el presupuesto no programable también aumentó en un 20 por ciento anual; por lo tanto, en términos de administración, la de Calderón es comparable a la de los setenta con López Portillo o Echeverría, poniendo la estabilidad financiera de México en un peligro no inmediato pero sí inminente, dice Ignacio Román, economista del ITESO, en entrevista para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here