Si un estudiante adquiere un crédito para estudiar en universidades privadas, como los ofrecidos por Felipe Calderón, cuando inicie a pagarlo, su deuda se habrá incrementado en 60 por ciento, es decir con mayores intereses que los de una hipoteca, dice el economista Ciro Murayama en entrevista para Medios UDG Noticias.
La propuesta de Calderón es una decisión que favorece a las instituciones bancarias, no a las familias que más lo necesitan, como ha declarado. La burbuja financiera que se crearía con ellas puede compararse con la que en Estados Unidos alcanza los 600 mil millones de dólares o que en el caso Chile también ha llevado a la huelga estudiantil, pues constituye un lucro con la educación, señala Murayama.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here