Captarán Puerto Vallarta y la Riviera Nayarit ingresos provenientes del mercado sudamericano, a partir del convenio firmado entre México y Panamá, que busca traer líneas aéreas a los destinos nacionales.