El conflicto en la comunidad Nueva Jerusalén, donde los pobladores se oponen a la educación laica, es algo que se fue dejando crecer, que ha creado una tensión entre el estado laico o de derecho y la comunidad religiosa, lo que tiene reminiscencias y un sabor cristero, es decir, una vida donde los elementos religiosos están por encima de lo social; de modo que para resolverlo debe priorizarse la negociación pensando a largo plazo y evitando los elementos irracionales que puedan seguir brotando, como la violencia justificada por la religión, dice el especialista en asuntos religiosos Bernardo Barranco en entrevista para Medios UDG Noticias con Karla Planter.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here