La guerra que ya inició la OTAN contra Libia, muestra cómo se preparan las guerras imperiales que tienen un componente mediático fundamental para crear un clima de opinión favorable a la guerra. Hay que liquidar a un malvado, a un loco dictador, para que se haga justicia. Así se va creando la justificación de la guerra. Hay una relación automática entre la cantidad de petróleo que subyace en el territorio de ese país y el tamaño de la locura de quien lo encabeza.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here