El profesor del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM analiza el estado de excepción como el último recurso que una democracia constitucional se plantea para enfrentar una situación crítica. No cualquier estado de crisis supone su entrada en vigor pues, como última carta a jugar, se arriesga al sistema democrático. Opina que el presidente Calderón se equivocó al poner al ejército a luchar contra el crimen organizado pues, tras eso ¿qué nos queda?

Equipo Editorial
Equipo Editorial

Últimas noticas de Equipo Editorial (ver todos)

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here