A una semana de la jornada electoral en el Estado de México, está en curso lo que denomina el periodista “la miseria de la política” que se ha instalado en el país. El gobernador Peña Nieto y el candidato Eruviel Ávila despliegan todo un catálogo de trampas que quedarán totalmente impunes. La estrategia de la clase política priista más corrupta y cínica del país se sustenta en el uso patrimonialista de los recursos con lo que han castrado al Instituto Electoral y al Tribunal local.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here